Hoy estreno blog...

27 de abril, 2018 - Bienvenidos - Comentarios -

Hace tiempo que quería tener mi propio blog, pero por falta de tiempo, o más bien dicho por gandulería, no lo hice. Sé de la importancia que es tener un blog hoy en día, ya que no sólo añades contenido interesante a la web, sino que además permite interactuar más fácilmente con tu público objetivo.

Ya que se trata de una web de fotografía en la que expongo mis trabajos, hoy y para inaugurar éste blog, os voy a hablar sobre el tipo de material que utilizo para hacer mi trabajo. A algunos no les parecerá interesante que hable de material fotográfico cuando de lo que trata la web es de los resultados que se pueden obtener con ése material. A otros sin embargo si les gustará que trate de éste tema, o bien porque son forofos de la tecnología o bien por simple curiosidad. 

Vayamos al grano. Escoger material fotográfico y más hoy en día cuando hay tantos modelos en el mercado puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza. Años atrás, cuando no me dedicaba a la fotografía profesional, me daba (casi) igual comprarme un modelo u otro. Bastaba con que la cámara dispusiera de menús sencillos y sobre todo entendibles, que la calidad óptica fuera decente y que la cámara fuera manejable. Pero cuando te adentras en el campo semi-profesional o profesional, el material que vas a utilizar tiene que tener una calidad lo suficientemente decente como para no te "quedes corto" a la hora de realizar fotografías. ¿A que me refiero a eso de quedarse corto? Pues bien, imagina por un momento que te compras un ordenador (podría ser cualquier otro objeto) o más bien dicho que te han vendido "la moto" en una tienda de informática, creyendo que has hecho una muy buena elección. Al principio ese ordenador funciona a las mil maravillas. Tiene una placa base decente, unos cuantos gigas de memoria ram (digamos 8 para no pecar de rácanos), una tarjeta gráfica dedicada, un disco duro ssd (sí sí no uno mecánico) y una pantalla que reproduce los colores correctamente. Conforme vas utilizando el ordenador, te vuelves cada vez más exigente e instalas aplicaciones que requieren de una gran cantidad de recursos para moverlas. Que si un tal photoshop, un premiere, office y algunas más para que no eches nada en falta. Y lo que al principio parecía el "chollo del siglo", se convierte poco a poco en una máquina agonizante que se cuelga cada dos por tres sin motivo aparente...¿o sí? ¿No será que aquel que te vendió esa máquina te aconsejó mal? Posiblemente. A eso me refiero con quedarse corto. Al principio cuando te inicias en el mundo de la fotografía, da un poco igual, porque un modelo con demasiadas prestaciones puede incluso ser contraproducente. Pero cuando ya andas un poco más "suelto" lo que necesitas es un modelo con un poco más de "empaque" que te sirva para tu quehacer cotidiano. Y te preguntarás, que modelo (s) me he cogido yo para desempeñar mis tareas? Un pequeño truco que te va ir muy bien. Si no tienes muy claro que modelo te podría servir, hay una web a la cual me dirijo con bastante regularidad. Se llama https://www.dxomark.com.

 

Test de cámara

 

 Es la web de "referencia" en cuanto a tests de sensores, objetivos y smartphones se refiere. En ella encontraras información sobre la profundidad de color, el rango dinámico y el iso máximo con el cual podrás trabajar con un modelo determinado, así como los mejores objetivos que podrás acoplar a dicho modelo . El único "pero" que le encuentro es que se echan en falta pruebas de algunos modelos de cámaras y objetivos. Si en ésta web, ya de por sí bastante completa, no encuentras lo que buscas, puedes dirigirte a: http://www.photographyblog.com/  o a https://www.dpreview.com/.

Compartir 
Ver anterior
Últimas entradas
Categorías